César Vallejo

1892-1938, Perú

Avestruz

Melancolía, saca tu dulce pico ya;
no cebes tus ayunos en mis trigos de luz.
Melancolía, basta! Cuál beben tus puñales
la sangre que extrajera mi sanguijuela azul!

No acabes el maná de mujer que ha bajado;
yo quiero que de él nazca mañana alguna cruz,
mañana que no tenga yo a quién volver los ojos,
cuando abra su gran O de burla el ataúd.

Mi corazón es tiesto regado de amargura;
hay otros viejos pájaros que pastan dentro de él…
Melancolía, deja de secarme la vida,
y desnuda tu labio de mujer…!

Tłum. Ada Trzeciakowska

Struś

Melancholio, wyjmij już swój słodki dziób;
nie czyń zadość postom w moich łanach światła.
Melancholio, basta! Jakże piją krew twoje sztylety,
jakby ssała moja błękitna pijawka!

Nie tamuj ożywczych soków schodzącej kobiety,
chcę by z nich narodził się jutro jakiś krzyż,
jutro, gdy nie będę miał na kogo spojrzeć,
kiedy trumna otworzy swoje pełne drwiny O.

Moje serce to skorupa podlana goryczą;
są tam inne stare ptaki pasące się wewnątrz…
Melancholio, nie wysysaj ze mnie życia,
i odsłoń swoje kobiece usta…!

1.Buster Keaton 2 y 3. Luis Buñuel, fotograma de El perro andaluz y La edad de oro.

Autor: Ada Trzeciakowska

Ada Trzeciakowska (Polonia, 1977). Hispanista, traductora y creadora audiovisual. Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Breslavia; Máster en Investigación avanzada en literatura española e hispanoamericana en la Universidad de Salamanca, donde prepara su tesis doctoral dedicada al ensayo fílmico, género que practica como artista. En sus montajes pretende colisionar las capas visuales y textuales para hacer que surjan los significados latentes, con el método al que recurre el ensayo audiovisual. Trabaja con poemas y prosa poética. En paralelo, es autora del blog de traducciones de poesía adalirica.wordpress.com. Colabora con el portal literario mexicano Ablucionistas.com, con filmotecas, escribe reseñas, participa y conduce encuentros literarios.

2 comentarios en “César Vallejo”

  1. Le Chien Andalou. Los chicos de la Residencia de Estudiantes eran unos pijos, muy brillantes, unos genios. Federico concitaba las envidias de Buñuel, otro genio, que dispuso a Dalí contra el granaíno porque tenía celos de él y no aguantaba que Lorca le restara protagonismo frente a Salvador. Dalí no era homosexual, “era un mueble inerte”, según palabras de Pepín Bello. Le tenían que ayudar a cruzar una calle cuando salían de marcha, camino del Palace, porque a Dalí le daba miedo todo lo que fuera relación social urbana. El guion de Le Chien Andalou lo escribió Dalí y Buñuel lo filmó pidiendo dinero a su mamá. Salva se retiró a Cadaqués absolutamente deslumbrado por la perturbadora Gala. Un genio virgen y una odalisca devoradora de muchachos. Se cuenta que cuando se estrenó Le Chien Andalou, Buñuel se llenó los bolsillos de guijarros para arremeter contra los críticos a los que no gustara la película. La película gustó a todo el mundo y Buñuel no tuvo que sacarse los pedruscos de la chaqueta. Y sí, Le Chien Andalou era Lorca, el perro andaluz al que Buñuel (muy machote él) quería condenar a los ojos de Salva. Y el que quiera saber más del asunto, de fechas, de personajes y demás zarandajas que se lea a Ian Gibson, que es un tipo cojonudo y sabe un huevo de los chicos de la Residencia de Estudiantes. Au revoir.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s