Blanca Varela

1926-2009, Perú

Alba

Al despertar
me sorprendió la imagen que perdí ayer.
El mismo árbol en la mañana
y en la acequia
el pájaro que bebe
todo el oro del día.

Estamos vivos,
quién lo duda,
el laurel, el ave, el agua
y yo,
que miro y tengo sed.

Trad. Ada Trzeciakowska

Świt

Obudziwszy się
zaskoczył mnie obraz utracony dzień wcześniej.
To samo drzewo o poranku
a przy strumieniu
ptak spijający
całe złoto dnia.

Byliśmy żywi,
któżby wątpił,
drzewo laurowe, ptak, woda
i ja,
która patrzę i odczuwam pragnienie.

Fotogramas de Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera de Kim Ki-duk

Autor: Ada Trzeciakowska

Ada Trzeciakowska (Polonia, 1977). Hispanista, traductora y creadora audiovisual. Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Breslavia; Máster en Investigación avanzada en literatura española e hispanoamericana en la Universidad de Salamanca, donde prepara su tesis doctoral dedicada al ensayo fílmico, género que practica como artista. En sus montajes pretende colisionar las capas visuales y textuales para hacer que surjan los significados latentes, con el método al que recurre el ensayo audiovisual. Trabaja con poemas y prosa poética. En paralelo, es autora del blog de traducciones de poesía adalirica.wordpress.com. Colabora con el portal literario mexicano Ablucionistas.com, con filmotecas, escribe reseñas, participa y conduce encuentros literarios.

3 opiniones en “Blanca Varela”

    1. Sí, Ana, sin duda, incluso le dedicó unos versos a Emily. La contención, la sabiduría, hondura, y, como leí en alguna reseña.,cada palabra de Blanca está «cargada de ceniza». En «Plena primavera»:
      Lo muerto, muerto está. Hay que sembrar violetas alrededor de la tumba. Pronto vendrá el hielo y un cadáver sin flores es un fracaso. (…)
      La vida trabaja en la muerte con una convicción admirable. ¡Qué ejércitos, qué legiones, qué rebaños combatiendo y pastando en ese campo de hielo y silencio!
      Cada cual cobrará su pieza y las violetas tendrán lo suyo: azul profundo de una mirada definitivamente perdida. Y la tierra, el rojo de la sangre detenida. Y el aire, ahíto del festín, el vuelo seguro de quien sabe cerrar todas las puertas.

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias Ada, es que al leerla me ha dado una ondanada de Emily Dickinson….a la cual admiro como una de las mejores. Aunque tengo que decirte que no me siento capacitada en posesía y no es de mis lecturas preferentes, porque la necesidad de saber me sitúa en otros ámbitos más de novela y ensayo filosófico, pero de lo poco que creo haber leído es de mis preferentes junto a Sylvia Plath…..entre otras cosas con lo que tú manejas lo poético por eso me apasiona tu blog, porque aprendo y retomo algo de lectura de poesía…ah me he dejado a Alejandra Pizarnik….son las tres que más he leído a parte de los grandes de la poesía española….Gracias por tu blog!!!!

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: